viernes, 16 de abril de 2010

Dejando la luz medio encendida


Life Unexpected fue anunciada a bombo y platillo como aquella serie que venía a ocupar el hueco dejado por Las Chicas Gilmore o por Everwood. Muchos fueron los que se animaron a verla precisamente por ello y quedaron encantados con el piloto (yo la primera). Pero también fueron muchos los que al cabo de unos cuantos capítulos acabaron decepcionados, entre otros motivos porque el aire tan bueno que desprendía al prinicpio, había desaparecido. Si algo aprendí hace tiempo es que jamás volverá a ver unas Chicas Gilmore, un Expediente X, o un Friends. Son series que supieron hacerse un hueco muy especial así que es muy díficil, por no decir imposible, que una serie las iguale (jamás pienso en que alguna la supere). Ver LUX de esta manera creo que ha sido la razón para que mi decepción haya sido sólo temporal y no tan grande como las que han sufrido algunos. Ese es el motivo también  de que esta entrada se haya demorado, ya que el final de la serie ha ido a caer en una semana en la que hay series que han brillado mucho más: el primer episodio de la gran serie TREME, el tan esperado regreso de GLEE y el capítulo de LOST. Estas tres series se han ganado el que yo publicase mi opinión sobre ellas por encima de la de Life Unexpected. Pero, ojo, esto no quiere decir que la serie sea un bodrio y por eso se merezca esta posición. Simplemente que hay mejores series por encima suyo. Pero ahora tiene sus 15 minutos de fama así que vayamos a por ella.

El problema de esta serie ha sido básicamente que su primera temporada (aún no sabemos si única) es una montaña rusa. Tan pronto ha estado arriba dandonos buenos capítulos (el 1x12 me parece de lo mejor que se ha visto) como ha estado abajo o dando varios loops terminando siempre de la misma forma. Dicho en claramente: su irregularidad y su repetición de esquemasAdri, hablaba del bucle en el que se había metido la serie o hace poquito, Un Telespectador Más también apuntaba la repetición de las tramas como uno de los motivos de la decepción. Siguiendo la tónica de esta serie, en el final de la serie sólo se podía vivir una historia. Todo se resume en el triángulo amoroso entre Cate, Baze y Ryan, porque el resto de tramas han quedado relegadas no ya al segundo plano, sino al último. ¿A alguien le importa algo que no sea el triángulo? Porque a mí, no. Generalmente cuando hay un triángulo de este tipo, es decir, con una pareja que gusta y un tercero que está en medio, ponen a este tercero de tal forma que la audiencia acabe aborreciendolo porque lo que gusta es que la pareja esté unida. Pensemos por ejemplo en una de las parejas míticas: Ross y Rachel. Desde que Rachel apareció en Central Perks todos quisimos que se juntara con Ross así que el resto de parejas que han tenido las hemos odiado. Pues bien, aquí no ocurre lo mismo. Presentan en este caso a Ryan de tal forma que conectas con él, que te hace verlo como un buen chaval. Al menos a mí me cae bien. Es un tipo amable, simpático, comprensivo... Es más, me caen bien tanto él como Baze así que no sabría elegir pareja. La que me cae fatal es Cate, es muy desustanciada, irregular, cansina... Un triángulo por tanto un poco diferente al que suelo estar acostumbrada en este tipo de series. Sin embargo, por este motivo y por la repetición de esquemas, creo que al final han conseguido que la gente lo acabe aborreciendo.


(OjO: a partir de aquí spoilers del capítulo 13 y, por tanto, último de Life Unexpected)
Y el último capítulo, no podían sacar otras historias. así que el protagonimso se lo ha llevado el triángulo. Ha sido bastante flojo en sí. Supongo porque en gran parte sabíamos lo que iba a pasar. Simplemente ha reforzado las ideas de las que hablaba anteriormente: geniales Baze y Ryan y odiosa Cate. Empezando por el primero,  reconoce que tiene miedo al compromiso y que la razón es la relación con su padre con el que se enfrenta y le dice que nunca ha oído de su boca un "te quiero". Al final, su padre le acaba diciendo "te quiero" en un momento muy tierno y que no cometa lo mismos errores así que Baze va corriendo a la iglesia. Pero no nos adelantemos. Si es que este chico es para comerselo al igual que a Ryan porque otro de los grandes momentos de este capítulo lo protagoniza él cuando le dice a Lux que entiende perfectamente su ilusión de querer a su familia unida y luego se pone a llorar. Vale, muchos me diréis que ambos han sido tontos y en parte, tendréis razón. Pero a mí me ganaron desde hace tiempo. Por último, está Cate. Ya no es sólo que sea indecisa, es que espera a que cualquiera de los dos mueva ficha para entonces ella moverse también. Si Ryan me firma un contrato en una tarjeta, me caso con él. Si Baze me hubiese dicho que me quería, me hubiese quedado con él. Esta chica no sabe cuáles son sus sentimientos y se escuda en las acciones de los otros. Y llegamos ya al cliffhanger final. Baze irrumpe la boda justo en el momento en que el cura los declara marido y mujer. Cate lo mira como diciendo a buenas horas, mangas verdes así que le planta el beso a Ryan. Aunque, en caso de haber una segunda, estoy convencida que seguirán dando vueltas al triángulo. Ya he dicho anteriormente que me encuentro en una encrucijada y no sabría elegir uno u otro. Como alguien dijo en Twitter, ¿no pueden hacerse gays y cuidar ellos a Lux?

(Fin Spoilers del último capítulo. Volvamos a hablar de Lux de forma genérica)
Es curioso como la que tenía que ser protagonista de la serie realmente no lo es. Me refiero a Lux que despierta tantas simpatías como odios. He de decir que a mi me cae bien. No estamos ante la típica madura de 16 años (la verdad es que me empezaba a cansar un poco de este estereotipo). Ha demostrado que puede serlo en determinados momentos, como también caprichosa y egoísta y es que, amigos, es una adolescente y encima una adolescente que no lo ha pasado bien en su vida. Me gusta que sea tanto una cosa como otra porque así demuestra que es un personaje complejo y no tan blanco como nos lo pintaban al principio. Por eso también me creo sus relaciones amorosas y de amistades que hemos visto a lo largo de estos capítulos. Lo único que no soporto es su maquillaje. ¿No le podían pintar las mejillas más rosas? En fin, con lo mona que es la actriz no hace falta destacar tanto su maquillaje.

Pero no todo es tan maravilloso. Si algo he de achacarle a la serie es que ha desperdiciado la presencia de los amigos de Baze, en especial de Jamie, porque Math aún ha tenido cierto papel, aunque muy soso. Podían haber dado mucho más juego tanto con tramas propias como de consejeros amorosos de Baze. Tampoco han sabido explotar la madre borracha de Cate, aunque sí creo que la de Abby dando juego en un par de capítulos, aunque sentí que no apareciese en el último capítulo. Su excusa fue un poco brusca. No me gustó la verdad.

En definitiva, Lux no pasará a los anales de la historia. Ha tenido cosas que no me han gustado y no puedo dar más que la razón a muchos que han acabado decpecionados. Sin embargo, a mí me ha proporcionado momentos muy entrañales al igual que otros muy soporíferos. Me ha resultado en su conjunto global bastante entretenida (si no la hubiese abandonado como por ejemplo Gossip Girl). Seguramente veré una segunda temporada, aunque todo depende también de cómo se lo monten porque como sigamos tan irregular como en la primera, me parece que me bajaré del carro. Pero no corramos, porque ni siquiera sabemos si ha sido renovada. Entiendo que muchos les haya hastiado y que renieguen ahora de ella, pero a mí me proporcionaba la ñoñería justa que mi vida seriefila necesita. Supongo que las cosas hay que verlas sin expectativas y asi nada ni nadie te las rompe. Lux es un producto barato, sin complicaciones, para disfrutarla en momentos de aburrimiento. Sin más, simple y llanamente. Pero esto no significa que la esté metiendo en el fango porque si te entretiene ¿no es eso ya suficiente? No te enamorará como otras, pero si consigues aguantar y olvidarte de todos sus defectos, mis felciitaciones, te hará pasar momentos agradables.

3 comentarios:

satrian dijo...

Supongo que si la renuevan veré su regreso, pero no tengo esperanzas de seguirla otro año, así que la luz apagada o casi.

Un telespectador más dijo...

Muchas gracias por el enlace!
Ya sabes mi opinión, con lo bien que empezó menuda decepción al final. Yo como Satrian, en caso de que renueve veré la vuelta pero no creo que me convenza para seguir con ella, mucho tendría que cambiar.

Saludos!

MacGuffin dijo...

Muy acertada tu visión de porqué Lux es así. A mí me ha dejado muy confusa tanto bandazo entre las peleas constantes y el pirulachismo, la verdad.